Saltar al contenido

ASTM C39 NO ES PREVENTIVA

PERO SUS RECOMENDACIONES DEBEN TOMARSE EN CUENTA

Una de las normas que pertenece a los que podríamos llamar la familia de normas ASTM, es la C39. La misma aplica para ensayos de probetas de concreto, y en español se le conoce como Método de Ensayo Normalizado para Resistencia a la Compresión de Especímenes Cilíndricos de Concreto. Hay que saber que la norma ASTM C39 no es preventiva, sin embargo las recomendaciones deben tomarse en cuenta tanto como el procedimiento que se sugiere para llevar a cabo el Ensayo Normalizado para los fines que dispone la normativa.

La norma aplica únicamente al concreto que tiene una densidad por encima de los 800 kg/m3.

No pretende abarcar todos los aspectos de seguridad. De hecho la responsabilidad es del usuario de la norma, quien es el que debe determinar y establecer prácticas que se adecúen a la seguridad y a la salud, pues la ASTM C39 no es preventiva, y además es el usuario quien debe determinar la aplicabilidad de las limitaciones regulatorias previo al uso.

Junto a la normativa, deben ser provistos los medios para contener los fragmentos de concreto durante la rotura repentina de especímenes, ya que en eso consiste la seguridad y la salud. Ya que la normativa solo abarca el proceso o procedimiento de ensayo, queda a juicio de las personas atender las necesidades de prevención frente al procedimiento.

Es importante tomar en cuenta que la tendencia a una rotura repentina es mucho más posible o se incrementa junto al aumento de la resistencia del concreto, lo que lo hace aún más probable cuando la máquina de ensayo es mucho más flexible o relativamente flexible.

En el manual de pruebas de agregados de concreto se dan una serie de precauciones de seguridad, y se recomienda que se tomen en cuenta para evitar los peligros ante los que podría exponerse mediante la ejecución del ensayo que reclama la norma ASTM C39