Rutas 2 + 1. Solución intermedia entre autovía convencional y autovía

Conocemos carreteras y autovías de un solo sentido y ahora nos preguntamos: ¿hay una solución intermedia entre estos dos casos donde una carretera convencional no funciona bien y si se construye una carretera no es rentable porque tiene poco tráfico? Bueno, parece que la solución está ahí y se llaman a sí mismos: 2 + 1 rutas.

Esto tampoco es nuevo, ya que estamos familiarizados con los carriles de paso de tráfico pesado en las secciones empinadas de la carretera. Se utilizan para permitir que el vehículo ligero alcance al vehículo pesado más lento. Lo que se ha hecho con las carreteras 2 + 1 es extrapolar esta solución a tramos donde hay problemas de adelantamiento por muchos cambios de pendiente, tramos con mucho peso y tramos con muchos accidentes.

CARRETERAS 21. SOLUCION INTERMEDIA ENTRE CARRETERA CONVENCIONAL Y AUTOVIA 1
Ilustración 1. Autovía 2 + 1, Fuente: Plataforma Tecnológica de Autopistas de España.

Uno de los principales objetivos de las autopistas 2 + 1 es mejorar el nivel de servicio en carretera, así como reducir la siniestralidad por adelantamientos en carreteras convencionales con tráfico moderado.

Establecimiento de Rutas 2 + 1:

Hay países que ya cuentan con estas rutas, como Francia y Suecia. En Suecia, se han conseguido índices de accidentes iguales o incluso inferiores a los de las autopistas.

CARRETERAS 21. SOLUCION INTERMEDIA ENTRE CARRETERA CONVENCIONAL Y AUTOVIA 2
Ilustración 2. Primera autovía 2 + 1 de España, en Cataluña, Fuente: FERRAN CAMPS.

¿Por qué no se implementaron antes en España? Probablemente, por un problema regulatorio y como ocurre en muchas situaciones, por miedo a que no funcionen.

El nuevo reglamento urbanístico de 2016 del Ministerio de Fomento ya ha incorporado esta solución. De hecho, ya existen en España tramos de carretera 2 + 1, concretamente la C-58 entre Viladecavalls-Castellbell y el Vilar y la C-55 entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa.

CARRETERAS 21. SOLUCION INTERMEDIA ENTRE CARRETERA CONVENCIONAL Y AUTOVIA 3
Ilustración 3. Configuración de carriles en carreteras 2 + 1, Fuente: Instrucciones de diseño.

Ahora tienes que controlar la siniestralidad y los niveles de servicio (te dicen si funciona bien o mal según el número de vehículos) de estos tramos, para ver si están en la línea de lo que esperas.

Además de toda la siniestralidad y los datos económicos resultantes de esta solución, hay un importante tema social a tener en cuenta: hay poblaciones que saben que su camino departamental nunca se convertirá en carretera. Saben que su carretera es muy justa para el tráfico y no creen que el gobierno vaya a invertir en la zona para transformarla en carretera.

No debemos olvidar nunca que en términos de tráfico y movilidad, hay múltiples visiones de un problema: una del ingeniero que diseña y resuelve la geometría de la vía, otra del legislador que da una visión real y aplicable, otra de la vía. , otro del vecino que apoya este tránsito, otro de la empresa que gestiona la conservación y uso de la vía, otro del ciudadano que, a través de los medios de comunicación, se da cuenta de que se trata de un tramo peligroso o mancha negra.

Parece que esta es una buena solución para los diferentes actores involucrados; el tiempo dirá si las carreteras 2 + 1 funcionan como se esperaba, y si no, las carreteras 2 + 1 aún se pueden convertir en carreteras si el problema no se resuelve.

Autor: Ángel Ignacio Gascón, profesor de Máster en Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras por EADIC.

.

Elyadmin
Deja tu comentario