Estudio de suelos dispersivos en la cortina de las presas Caonao y Barroso, Provincia de Camagüey

El mencionado estudio presenta la presencia de suelos dispersivos en la presa Caonao y muestra el mismo fenómeno en la presa Barroso, provincia de Camagüey, para su estudio se utilizaron tres métodos conocidos:

  1. Hidrómetro doble (con defloculante y sin defloculante).
  2. Extracción de sales solubles totales.
  3. Método estenopeico que se correlaciona entre sí. Esta prueba revela la existencia de dicha colocación en los diques y sectores de la provincia.

Y que antes, al menos en Cuba, la bibliografía no era abundante, siendo este un ejemplo material del caso a analizar.

Suelos dispersivos en la cortina de la presa

Afortunadamente, hasta la fecha, no ha habido muchas experiencias en Cuba en cuanto a la determinación de la dispersión en los suelos que actualmente constituyen los rellenos sanitarios en las presas de materiales locales. Afortunadamente, esto se dice porque los daños por erosión causados ​​por este fenómeno pueden ser fatales. Un ejemplo clásico es el de la represa La Escodida en México, cuando en 1972 esta arcilla con un alto contenido total de cationes solubles rompió el sifón. A mediados de la década de 1930, las arcillas con alto contenido de sodio (Na +), que causaban serios problemas de erosión en estructuras agrícolas y vertederos, fueron denominadas «dispersivas».

Su existencia en presas homogéneas se reconoció por primera vez en Australia en las décadas de 1960 y 1970. En los Estados Unidos, se realizaron estudios que proporcionaron criterios preliminares para su identificación. Fue en 1973 que el ingeniero civil James L. Sherard, desarrolló una nueva prueba de laboratorio llamada «pinhole» (traducido al español para «pinholes»). Esta prueba, realizada en conjunto con el hidrómetro dual y la prueba de dispersión del SCS (Servicio de Conservación de Suelos de Estados Unidos), obviamente confirma si estamos o no en presencia de suelos dispersivos. El agua de lluvia, en cambio, al no tener grandes concentraciones de sales, especialmente Na+, disuelve los suelos con el contenido de este anión y de ahí en adelante se les ha llamado suelos dispersivos porque hay un sifón químico.

El primer caso en nuestro país de rotura por este tipo de suelo se reportó en la presa Las Cabreras, en la provincia de Camagüey; que en junio de 1993 carecía de suelos dispersivos tipo D1 «altamente dispersivos». Ver imagen n. ° 1.

Captura de Pantalla 2020 10 01 a las 12.13.00 p. m.

DESCARGA EL ESTUDIO AQUÍ

Autor: MSc. Ing. Luis Ramírez | luis.ramirez@cmg.giat.cu | luis.ramirez@cmg.hidro.cu
Suelos dispersivos en la cortina de la presa Caonao y la presa Barroso Provincia de Camagüey

MSc. Ing. Luis Ramirez
Diplomado en Ingeniería Hidráulica en UNESCO-IHE Holanda
Especialista en Gestión y Desarrollo de Recursos Hídricos
Empresa de Usos Hidráulicos de Camagüey (EAH-CMG)
Teléfonos: Fijo +53 32-282947 ext.109-110 | Dirección: Avenida de la Libertad # 168, esquina con Pancha Agramonte. | Camaguey | 70100, Camagüey; Cuba.

.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Elyadmin
Deja tu comentario