Stephen Hawking, el físico británico que revolucionó nuestra forma de entender el universo, muere hace 76 años.

El físico británico Stephen Hawking, el científico que explicó el universo desde una silla de ruedas y acercó las estrellas a millones de personas en todo el mundo, falleció esta mañana en su casa de Cambridge, a los 76 años.

«Estamos profundamente tristes por el fallecimiento de nuestro padre hoy», dijeron sus tres hijos, Lucy, Robert y Tim, en un comunicado emitido el miércoles por la mañana. “Fue un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán durante muchos años. Su coraje y perseverancia, junto con su genio y humor, inspiraron a personas de todo el mundo. Una vez dijo: «El universo no sería gran cosa si no fuera por las personas que amas». Se le extrañará por siempre».

Hawking pasará a la historia por su trabajo sobre los agujeros negros y por unificar las dos grandes teorías de la física del siglo XX, la relatividad y la mecánica cuántica. También por los populares títulos informativos que escribió, incluida Una breve historia del tiempo, del Big Bang a los agujeros negros, publicado en 1988 y que se convirtió en el libro de ciencia más vendido de la historia.

A los 22 años, le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica, ELA, y los médicos le dieron solo dos años de vida. Pero vivió 54 años más. La enfermedad lo dejó en silla de ruedas e incapaz de hablar sin la ayuda de un sintetizador de voz. Reducía el control de su cuerpo a la flexión de un dedo y al movimiento de sus ojos. Su inteligencia, ingenio, fuerza abrumadora y sentido del humor, combinados con una enfermedad destructiva, hicieron de Hawking un símbolo de las infinitas posibilidades de la mente humana y su insaciable curiosidad.

“Aunque había una nube sobre mi futuro, descubrí, para mi sorpresa, que disfrutaba más que nunca de la vida en el presente”, dijo una vez. “Mi objetivo es simple. Es un conocimiento completo del universo, por qué es como es y por qué existe.

La bandera de Gonville and Caius College, Cambridge, donde Hawking fue estudiante y luego profesor, ondeaba a media asta el miércoles. Estudiantes, vecinos y turistas de todo el mundo, en un flujo silencioso y constante, acuden a firmar el libro de condolencias colocado en Harvey Court, en el bloque K donde el profesor Hawking recibe a sus alumnos.

Kelly Marchisio, de 27 años, estudiante estadounidense de maestría en informática avanzada, dice que llegó a Cambridge atraída por el profesor Hawking. “Me propuse escucharlo hablar un día, pero no fue posible”, lamenta. “Fue muy importante, tanto por su contribución académica como por su capacidad de atraer al público general a la ciencia”. Dan, estudiante de ciencias políticas y sociología que también estuvo cerca de firmar el libro de condolencias, valora la figura de Hawking además de sus aportes a la ciencia como «embajador de la justicia social y los derechos de las personas con discapacidad».

Amigos y colegas de la Universidad de Cambridge lo homenajearon con un video sobre la vida y la carrera científica de Hawking -siempre llamado «Profesor Hawking», como se le llamaba en el mundo de la ciencia- y un texto homenaje, cuyo penúltimo párrafo resume una conferencia. dada por el profesor con motivo de su 75 cumpleaños: “Fue una época gloriosa para estar vivo y estudiar física teórica. Nuestra imagen del Universo ha cambiado mucho en los últimos 50 años y estoy feliz de haber hecho una pequeña contribución».

El profesor Stephen Toope, vicerrector de la Universidad de Cambridge, también le rindió homenaje con estas palabras: “El profesor Hawking fue una persona única que será recordada con amor y cariño no solo en Cambridge sino en todo el mundo. Contribuciones al conocimiento científico y la popularización de la ciencia y las matemáticas han dejado un legado indeleble. Su personaje ha sido una inspiración para millones. Lo extrañaremos».

Stephen William Hawking nació en Oxford el 8 de enero de 1942, el mayor de los cuatro hijos del prestigioso biólogo Frank Hawking e Isobel Walker, que llegaron a la ciudad universitaria huyendo del bombardeo alemán de Londres. Su infancia estará marcada por la vida bohemia de una familia cuyo coche familiar es un clásico taxi londinense negro.

Stephen era un estudiante mediocre en St Albans, Londres, pero su genio fue reconocido por sus compañeros que lo apodaron «Einstein» por su facilidad para comprender la ciencia. Se matriculó en Matemáticas y Física en Oxford en 1959, estudios que le resultaron tan fáciles que, según sus propios cálculos, se las arreglaba con apenas mil horas de estudio: una al día.

Sólo la cosmología capta realmente tu interés, al tratar la gran cuestión del origen del universo. A ella dedicó sus estudios de posgrado en la Universidad de Cambridge, a la que permaneció vinculado hasta el final. Allí empezaron a empeorar los síntomas que ya había detectado en Oxford -dificultad para hablar o, por ejemplo, para atarse los cordones- y en 1963, un año después de graduarse, le diagnosticaron la enfermedad.

Pasó los siguientes dos años escuchando a Wagner, leyendo ciencia ficción y bebiendo más de lo que investigaba. Cuando la enfermedad pareció estabilizarse, volvió con entusiasmo a su investigación.

En 1965 se casó con Jane Wilde, estudiante de filología. Su matrimonio, del que nacieron sus tres hijos y que Hawking definió como un punto de inflexión en su vida, se rompió en 1990. La voz. Jane Wilde escribió un libro sobre su vida con Hawking, describiéndolo como un «emperador todopoderoso» que encontró en su segunda esposa a «alguien dispuesto a adorar a sus pies».

En los primeros años de la década pasada, luego de una serie de visitas al hospital por misteriosas lesiones, la prensa comenzó a publicar reportajes, respaldados por los testimonios de varias enfermeras, sobre denuncias de abuso físico por parte de Elaine contra su esposo, las cuales él siempre negó. 🇧🇷 🇧🇷 En 2006 se divorciaron.

Hawking saltó a la fama con su colega Roger Penrose a finales de la década de 1960. Reason, su teoría de la singularidad del espacio-tiempo. Los dos físicos aplicaron la lógica de los agujeros negros a todo el universo. Su descubrimiento científico más famoso es el fenómeno conocido como radiación de Hawking, por el cual los agujeros negros liberan energía hasta desaparecer.

Mientras el trabajo de otros científicos de prestigio transcurre en la sombra, la enfermedad ha catapultado a Hawking a las filas de figuras de culto entre el gran público. Su idea de que la ciencia algún día descubriría «la teoría del todo», que exploraría en su libro Una breve historia del tiempo, también contribuyó a su enorme popularidad.

Desde los 21 años, la enfermedad condicionó la vida de Hawking. ALS destruyó gradualmente su cuerpo, sus habilidades motoras, sus músculos. Primero estuvo confinado a una silla de ruedas, luego se le privó de la capacidad de hablar. Además de su genio y sus cualidades informativas, Hawking se convirtió en una estrella mundial por la terquedad con la que conquistaba el mundo. En 1985, una neumonía empeoró su estado y lo obligó a respirar a través de un tubo. Nunca más pudo usar su voz. El físico pudo comunicarse gracias a un dispositivo electrónico, un sintetizador de voz, que le permitió sortear el silencio. La voz robótica de Stephen Hawking entró en su leyenda.

En enero de 2014 presentó un polémico artículo defendiendo la inexistencia de los agujeros negros. Al menos que no existían en el sentido en que se entendían hasta entonces. Un agujero negro es un lugar de alta densidad y energía. La teoría decía que más allá de cierto punto, la energía, la luz, no podía escapar de su gravedad. En cambio, Hawking argumentó que sí, no había un horizonte de eventos, es decir, un punto de no retorno, sino un horizonte aparente. Así, el agujero negro contendría la energía durante algún tiempo antes de dejarla escapar.

En una entrevista con EL PAÍS en 2015, el físico hablaba de la vida extraterrestre, una de sus últimas obsesiones. “Si los extraterrestres nos visitaran, el resultado sería muy parecido a lo que sucedió cuando Cristóbal Colón desembarcó en América: a los nativos americanos no les fue bien. Estos alienígenas avanzados podrían convertirse en nómadas, tratando de conquistar y colonizar tantos planetas como pudieran alcanzar. Para mi cerebro matemático, puros números, pensar en vida extraterrestre es completamente racional. El verdadero desafío es descubrir cómo se verían estos extraterrestres».

El director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, recuerda a Hawking como una “mente brillante atrapada en una jaula”, habiendo mantenido una relación con él durante sus tres visitas a sus instalaciones. 🇧🇷 De esa relación surgió la idea de nombrarlo profesor honorario del IAC, que el británico aceptó con entusiasmo. “Tenía muchas preocupaciones y siempre trataba de hacer preguntas sobre nuestro trabajo, si íbamos a encontrar planetas como la Tierra”, recuerda Rebolo, que no olvida la primera pregunta que le hizo el famoso astrofísico, para saber si los telescopios Cherenkov que se están instalando en La Palma podrían corroborar la llamada radiación de Hawking, que lleva su nombre. El IAC tenía previsto construir un edificio en sus instalaciones para dar un despacho a su único profesor honorario, y Rebolo insiste en su intención de levantar el edificio y bautizarlo con el nombre de Stephen Hawking, que dependerá de la apuesta económica del Cabildo de Tenerife, informa Javier Rooms desde Tenerife.

Su vida, profesional y personal, ha sido un desafío al límite. Hawking viajó a todos los continentes, incluida la Antártida. Ha ganado premios, entre ellos Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en 2016, aunque el Nobel se le escapó. Se casó dos veces, tuvo tres hijos.

Se ha convertido en una especie de ícono de la cultura popular, como lo demuestra la cantidad de estrellas del cine y la música que expresaron hoy sus condolencias por la muerte del respetado científico. Hawking apareció en The Big Bang Theory, de la que se declaró fan, y ganó un personaje en Los Simpson. «Tu teoría del universo en forma de rosquilla es interesante, Homer. Puede que tenga que robarla», le dijo al líder de la familia de la popular serie animada.

Celebró su 60 cumpleaños montando en un globo aerostático. Cinco años más tarde, probó la ingravidez a bordo de un Boeing 727. Cuando se le preguntó por qué hizo todo eso, respondió: «Quiero mostrar que las personas no deben estar limitadas por discapacidades físicas, siempre que su espíritu no esté discapacitado». .

primavera | elpais.com

🇧🇷

Elyadmin
¿ Qué es una Maquinaria Pesada ?

Las maquinarias pesadas son grandes máquinas que tienen la necesidad de ser accionadas por un conductor. Con este tipo de maquinarias se pueden realizar obras

Elyadmin
EL SUELO: GESTIÓN Y VALORACIÓN

La Real Academia de la lengua, define el verbo tasar como: Fijar oficialmente el precio máximo o mínimo para una mercancía, para ayudar a fijar

Elyadmin
Deja tu comentario