¿Qué es el teletrabajo? Método de trabajo aplicado en 2020

El teletrabajo es una forma flexible de organización del trabajo que consiste en realizar una actividad profesional sin la presencia física del trabajador en la empresa durante una parte significativa de su tiempo de trabajo. Cubre una amplia gama de actividades y se puede realizar a tiempo completo o parcial.

18775 1

La actividad profesional en teletrabajo implica el uso frecuente de métodos de tratamiento electrónico de la información, y la utilización permanente de determinados medios de telecomunicaciones para el contacto entre el teletrabajador y la empresa.

Beneficios para el teletrabajador

El teletrabajo no solo es beneficioso para la empresa, sino también para el teletrabajador:
  • Reducción de los desplazamientos diarios, ahorrando tiempo y dinero y reduciendo la fatiga.
  • Mayor flexibilidad en los horarios de trabajo, que permite a los teletrabajadores organizar su horario de trabajo y adaptarlo a sus necesidades personales.
  • Mayor autonomía: para las personas independientes a las que les gusta asumir responsabilidades, el teletrabajo les permite disfrutar de una mayor autonomía.
  • Mayor libertad en asuntos personales menores como la vestimenta y las relaciones con los compañeros.1
  • modalidades de teletrabajo

    trabajar en casa El teletrabajo en casa es el teletrabajo con mayor potencial de crecimiento en la actualidad. Este tipo de teletrabajo suele implicar el uso de telecomunicaciones y tecnologías de la información, por lo que es probable que estos teletrabajadores lo hagan con información. Los ejemplos más típicos son los profesionales y ejecutivos que trabajan uno o dos días a la semana desde casa, ya sea por la política de reducción de tiempo de viaje de la empresa o por voluntad propia. Por ejemplo, las tareas rutinarias como el procesamiento de datos se realizan de forma remota. Sin embargo, cabe señalar que trabajar desde casa puede conducir al aislamiento. Este es el problema más importante al que se enfrentan estos trabajadores. Estudia el lugar exacto de la casa donde trabajarás: puede que no esté completamente aislado.


    Centros de teletrabajo o telecentros
    Un centro de teletrabajo es una oficina con recursos compartidos que dispone de los medios de telecomunicaciones y equipos informáticos necesarios para realizar actividades de teletrabajo. En general, es más accesible que la modalidad anterior para la mayoría de los usuarios. El centro funciona como oficina de prestación de servicios y alquiler temporal para los usuarios. Los centros de teletrabajo tienen en general las siguientes características comunes:
    • Reducen los tiempos de viaje, lo que ahorra tiempo y dinero y mejora la calidad del aire e influye positivamente en la salud de los usuarios en su vida familiar.
    • Facilitar la reubicación de empleos en áreas rurales donde los precios de la vivienda son más asequibles y el acceso es más fácil.
    • Representan una mejora en la capacitación informática de los trabajadores locales.
    • Ofrecen una solución para los teletrabajadores que temen el aislamiento social que produce trabajar desde casa
    • Suponen un mejor aprovechamiento de los centros y puestos de trabajo, ya que se pueden utilizar las 24 horas del día divididos en tres equipos de usuarios
    • Facilitar el acceso al trabajo. Suelen estar ubicados en la zona residencial del usuario y disponen de aparcamiento para todo tipo de vehículos.


      Por otro lado, los gastos se recuperan de las utilidades que obtiene la empresa gracias al programa, en menos de dos años. En cuanto a los gastos de explotación, lógicamente son muy variables. El desarrollo de este tipo de centros está justificado para empresas privadas, cuyos trabajadores se desplazan más de una hora al día. Para los establecimientos públicos, la financiación de este tipo de centros se explica básicamente por cuestiones de formación, educación y creación de empleo.

    • Teletrabajadores móviles o móviles
      Este tipo de teletrabajador que utiliza redes telefónicas y de radio va en aumento a medida que los avances tecnológicos están disponibles a precios más asequibles. El teletrabajo permite que personas que antes estaban vinculadas a puestos de trabajo fijos se conviertan, gracias a la tecnología y las tecnologías de la información, en teletrabajadores “ambulantes”, sin domicilio fijo, sin perder el contacto permanente con su empresa y familia. Estos tipos de usuarios están equipados con teléfonos celulares, máquinas de fax, computadoras portátiles y buscapersonas.

      El futuro del trabajo remoto

      Es poco probable que desaparezcan los factores que motivaron el desarrollo del teletrabajo: aumentarán los problemas de tráfico, el respeto por el medio ambiente será más exigente, las empresas tendrán que aumentar su flexibilidad y competitividad, tendrán que reorganizarse y contratar personal más cualificado, mejorar el servicio al cliente y reducir los costos fijos. Parece probable que el teletrabajo siga creciendo en el futuro. Las previsiones sobre el número de trabajadores varían mucho en función de cómo se defina el teletrabajo. Sin embargo, no se producirá una revolución del teletrabajo. Lo que parece más probable es un cambio gradual en las formas en que se organiza el trabajo como resultado de la revolución de la información.

      1644400972 917 3


      ¿Quién debe pagar qué?

      Aquí esbozaremos una serie de reglas sobre quién tiene derecho a reclamar y quién paga.
      • La persona u organización que paga los gastos tiene derecho a reclamar el beneficio fiscal.
      • Cualquier gasto de un individuo está sujeto a impuestos. Si un empleador paga parte de los gastos de oficina que un teletrabajador instala en su domicilio, directa o indirectamente, ha recibido un beneficio que debe declarar, solicitando la factura original como gasto deducible para compensar el impuesto sobre la ventaja. Recibió
      • Las leyes fiscales pueden ser contradictorias y confusas. Los recaudadores de impuestos cobran, por lo que si pregunta si un gasto es deducible de impuestos o no, es probable que le digan que no. En estos casos, vale la pena un buen especialista.
      • No se puede obtener desgravación fiscal por costos en los que no se incurrió. Para reclamar el beneficio fiscal, necesita una factura o solicitud de pago de un tercero.

      ¿Qué puede reclamar el teletrabajador?

      Si bien cada autoridad autoriza diferentes montos de gasto, la siguiente lista es indicativa. Todos los gastos que mencionamos no cubren todas las situaciones. Oficina en casa o taller Si utiliza su vivienda como oficina principal, podrá deducir los mismos gastos que un establecimiento comercial.
      • Electricidad
      • Teléfono
      • depreciación de muebles
      • Facilidades de amortización
      • puntos de venta adicionales
      • Material de oficina
      • Limpieza
      • salario de asistente
      • Seguros de empresa y honorarios profesionales

      Recomendaciones para el teletrabajador

      Para afrontar con éxito el cambio es necesario saber y admitir que trabajar desde casa conlleva una serie de dificultades y problemas que, aunque parezcan insignificantes, pueden dificultar el teletrabajo. Obstáculos a la pregunta:
      • Área de trabajo
      • ¿Dónde estará la oficina?
      • ¿La oficina está fuera de los límites establecidos en casa?
      • ¿El equipo de la empresa está disponible para la familia?
      De otra forma:
      • ¿Cómo se detectará si un familiar lo está utilizando?
      • ¿El teletrabajador está disponible para las tareas del hogar?
      • ¿Puedes esperar ayuda de tu familia?
      • ¿Cómo se manejarán las llamadas y visitas de negocios?

      Régimen jurídico

      Podríamos resumir este apartado con la siguiente frase “¿vacío legal o desregulación de facto? “. En realidad, no existe una doctrina unificada sobre el tratamiento jurídico correspondiente al teletrabajo. Así, cada caso debe ser analizado según sus características particulares para determinar si existe o no una relación laboral y, por tanto, si debe existir un contrato. Los elementos fundamentales del régimen jurídico son: la dependencia de un organismo externo, el estricto cumplimiento de las normas mercantiles en la ejecución de la obra y el control final de la misma por parte del empleador. El teletrabajo debe regirse en principio por el «art. 13 de la Estatuto del Trabajador».

      Desde un punto de vista estrictamente legal, los derechos de los teletrabajadores son exactamente los mismos que los de otros trabajadores que desarrollan su actividad dentro de una empresa o fábrica. Otro tema es que, en la práctica, muchos de estos derechos pueden ser plenamente funcionales o pueden ejercerse satisfactoriamente. En este sentido, parece muy conveniente adaptar las normas, ya sea mediante la elaboración de legislación “especial”, o mediante la negociación colectiva, o por la práctica del consenso entre todas las partes involucradas.

El artículo que observé se puso a disposición en la siguiente página, para más información contactar el mismo:

  • Página: https://chile.trabajos.com/

Elaborado por: Ing Néstor Luis Sánchez – Tw: @Néstor L.

.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Elyadmin
Deja tu comentario